ACONDICIONADOR

sin enjuague

CÓMO USAR UN ACONDICIONADOR SIN ENJUAGUE PARA SUBIR DE NIVEL EL CUIDADO DE TU CABELLO

Los acondicionadores sin enjuague son los productos olvidados de la categoría del cuidado del cabello que hacen el trabajo pesado. Ya sea que tengas cabello largo y fino, corto y grueso, rizado o liso, virgen o teñido, tu cabello puede beneficiarse si incorporas una de estas potentes pociones en su rutina diaria para obtener más días de cabello espléndido.

¿Qué es un acondicionador sin enjuague?

Los acondicionadores sin enjuague quizás sean el producto básico de cuidado del cabello más versátil. Vienen en diferentes formas, tamaños, pesos para satisfacer las diferentes necesidades de los diferentes tipos de cabello. Se pueden usar en los días que lavas tu cabello, entre lavados o para retoques rápidos durante el día. En resumen, hay muchos beneficios y muy pocas reglas.

¿Cómo uso un acondicionador sin enjuague?

En los días de lavado, considéralo como el primer paso después de la ducha. Se aplican sobre el cabello recién lavado antes del peinado para desenredar y agregar flexibilidad. A diferencia de tu acondicionador para la ducha, los acondicionadores sin enjuague no se enjuagan, lo que significa que no se diluye su poder acondicionador y que hay más tiempo para que tu cabello absorba sus beneficios.

En los días entre lavados, puedes usarlos para refrescar tu peinado o para ayudar a tu cabello a enfrentarse al clima del día. ¿Pronóstico de lluvia? Una dosis extra de hidratación ayuda a controlar el frizz, incluso cuando está causado por la peor humedad. Otras formas pueden agregar hidratación constante que el aire seco de invierno puede expulsar de las hebras. Si deseas tener bucles suaves, saludables y fáciles de manejar, necesitas un acondicionador sin enjuague.

¿Qué acondicionador sin enjuague es ideal para mí?

Todos los tipos de cabello obtienen una nutrición continua y humectación de los acondicionadores sin enjuague, y Pantene ofrece acondicionadores sin enjuague en la forma adecuada para tus necesidades y tipo de cabello. El truco es encontrar el adecuado para ti. Ten en cuenta uno de nuestros acondicionadores sin enjuague más vendidos, formulados para satisfacer las necesidades específicas de tu cabello.

Cabello rizado que necesita hidratación: Las curvas y ondas pueden ser muy secas, especialmente hacia la punta de la hebra del cabello. El aceite Intense Hydrating Oil de Pantene Gold Series agrega brillo e hidratación ininterrumpidos a tus rizos inmediatamente después de lavar tu cabello y entre lavados.

Cabello teñido que es rígido y propenso a resquebrajarse: El proceso de coloración debilita el cabello, dejándolo deshidratado y quebradizo. Las hebras de cabello teñido piden hidratación a gritos para minimizar el resquebrajamiento. Este tipo de cabello es el que más necesita la nutrición adicional que puede absorber cuando se aplican los tratamientos sin enjuague. La crema Ultimate 10 BB Creme de Pantene es ideal para cabellos teñidos. Esta crema mantiene los cabellos teñidos con un color intenso y de apariencia más saludable día tras día.

Cabello fino: Ya sea que elijas llevar tu cabello largo o corto, ondulado o lacio, el cabello fino requiere que lo desenredes delicadamente. ¡Es uno de los tipos de cabello más propensos a los enredos! El rocío desenredante Moisturizing Mist Detangler de Pantene brinda un toque de hidratación justo después del lavado con champú para preparar el cabello para el peinado. Como muchas chicas de cabello fino saben, está garantizado que el acondicionador en spray es liviano.

¿Debo usar un acondicionador regular para la ducha de todas maneras? ¡Por supuesto! Los acondicionadores para la ducha rehidratan y fortalecen el cabello, así como también suavizan la cutícula del cabello inmediatamente después de aplicar el champú. Los acondicionadores sin enjuague proporcionan beneficios continuos después del peinado y entre lavados. Para más días de cabello espléndido, la combinación de ambos acondicionadores es fundamental.