...

¿QUÉ FIJADOR

debes usar?

Si quieres un peinado que dure y se vea increíble en el proceso (lo que, obviamente, sí quieres), entonces seguro necesitas fijador. Este producto clásico es una herramienta esencial para peinar, pero muchas personas todavía se confunden con él. Descifrar qué fijador usar y cómo usar un fijador para tu tipo de cabello puede ser difícil incluso para los estilistas más expertos. Pero no debería intimidarte el simple hecho de que no entiendes realmente el uso del fijador.

No temas, estamos aquí para ayudarte. Sigue leyendo para encontrar el adecuado para ti, además de consejos sobre cómo dominar el delicado arte de aplicar fijador.

PUNTOS BÁSICOS: ¿DE QUÉ ESTÁ HECHO EL FIJADOR?

El fijador es esencialmente una mezcla de ingredientes de fijación que se rocían en el cabello. A medida que se seca, mantiene el cabello en su lugar mediante la conexión de áreas o de películas entre las fibras.

Hay dos tipos principales: aerosoles y no aerosoles. El primero es un spray que permite una aplicación más uniforme y generalizada. El segundo utiliza una acción de bombeo que crea un rociado más exacto. A diferencia de la mayoría de los aerosoles (veremos más sobre esto más adelante), los no aerosoles generalmente contienen más agua y menos alcohol que los aerosoles.

¿CUÁL ES TU TIPO?

Los fijadores son el producto de peinado estelar que sirve para casi todos los tipos de cabello y peinados; solo debes saber cómo elegir el que mejor se adapte a ti.

Para rizos

Ya sea que estés creando rizos o definiendo tus ondas naturales, el fijador es crucial para obtener los mejores resultados. El Airspray de Pantene, un fijador en aerosol sin alcohol que se puede cepillar es perfecto porque deja el cabello suave y flexible en lugar de tieso y rígido. Para las personas con rizos naturales, rocía el cabello húmedo con Airspray, luego deja que se seque al aire para lograr la máxima definición. Y si te preocupan los alcoholes que secan tus rizos, ¡no temas! Airspray no contiene alcohol: en lugar de una fórmula a base de etanol, se desarrolló a partir de una fórmula a base de agua.

Para dar volumen

Para las hebras de cabello débil que necesitan un poco de energía no hay nada mejor que el fijador de alto volumen Volume de Pantene Pro-V. Los activos fuertes mantienen las hebras “elevadas”, por lo que puedes crear una inyección específica de volumen que fija el cabello en su lugar. Rocía en las raíces para obtener el máximo volumen y una forma voluptuosa. Obtén aún más volumen aplicándolo en las raíces con el cabello volteado.

Para el frizz

Liso o rizado, fino o grueso: el frizz es una amenaza para el cabello que ofrece igualdad de oportunidades. La buena noticia es que el fijador antihumedad Airspray Smooth de Pantene Pro-Vpuede ayudar. Este aerosol ligero y sin etanol se puede cepillar y rociar por todas partes para lograr un control de frizz que no añadirá peso tus mechones. Si el problema es la estática, usa tus dedos para peinarlos y mantener tu peinado impecable. ¿Otra ventaja? Gracias a su fórmula ultraflexible, se puede cepillar para quitarlo y volver a peinar al día siguiente para darle un aspecto fresco, sin necesidad de lavado.

Para peinados recogidos

Además de crear diferentes efectos para el cabello, los fijadores también tienen diferentes niveles de fijación. La regla general es que cuanto mayor sea el número, más fuerte será la fijación. Si estás tratando de mantener un peinado recogido muy complejo en su lugar, querrás optar por un fijador de nivel 3 o mayor. Los fijadores Extra Strong Hold y Maximum Hold de Pantene Pro-V tienen un poder de fijación de 24 horas para evitar que incluso el peinado que más desafía la gravedad se caiga, lo que significa que puedes darle rienda suelta a tu creatividad para crear peinados.

FÍJATE BIEN: BREVE HISTORIA DEL FIJADOR

Los fijadores se han utilizado durante décadas, pero no siempre fueron tan versátiles. Los fijadores para el cabello aparecieron en 1948 y se fabricaban con polímeros de resina. Si bien formaban parte integral de la creación y la aplicación de goma laca en altísimos peinados estilo "bouffant" y "panales de abeja", eran muy difíciles de lavar.

En los años 60, cuando las mujeres empezaron a adoptar un enfoque más relajado para... bueno, todo en general, las compañías de belleza introdujeron el fijador que se podía eliminar mediante el cepillado. Este aún fijaba todo en su lugar, pero al menos podías quitarlo de tu cabello mechones sin un galón de champú y una lavadora a presión. Los años 70 trajeron una estética aún más informal, lo que llevó a la invención de polímeros menos rígidos para obtener una fijación suave pero resistente.

Además de traernos la "Macarena" y los tenis de plataforma, 1995 también fue el año en que se introdujo el fijador de sujeción flexible. Una combinación de activos acondicionadores y polímeros de sujeción en las fórmulas le dio al cabello un aspecto suave, mucho movimiento natural y una fijación duradera.

En 2015, Pantene creó el fijador sin alcohol. Llamado Airspray, se evitó el etanol para obtener una fórmula a base de agua que proporciona fijación y suavidad sin ningún tipo de residuo o descamación.

Mira, te dijimos que tu fijador sería tu nueva herramienta de peinado favorita. ¡Ahora, ve y agarra una lata y rocía tu cabello!for a water-based formula that provides hold and softness without any residue or flaking.