Combate el calor

COMBATE EL CALOR

A algunas personas les gusta las cosas fogosas, incluyéndote a ti. Según tú, cuanto más ardiente mejor: el lugar donde vives, la comida que te gusta, los chicos con los que sales. Pero la vida con ritmo ardiente no es todo lo que promete ser. Demasiado calor en tu cabello, al igual que una relación demasiado fogosa, puede ser totalmente satisfactoria e igualmente destructiva.

Admitámoslo. Nos encanta la manera en que luce nuestro cabello después de usar una plancha, una rizadora o un secador de pelo (¡bendito el cabello dócil y sofisticado!). La mayoría de nosotros usa alguna clase de estilizador térmico todos los días. ¿Cuál es el problema? El estilizado térmico en exceso puede arruinar el cabello saludable. Recuerda: No dejes que el cabello resquebrajado, reseco y sin vida, ni las puntas partidas, sean parte de tu vida.

MANTENIMIENTO DE LA MELENA

Puede parecerte una tortura, pero acompáñanos. Trata de no usar el calor para peinar durante tres o cuatro días a la semana. Deja completamente de lado las herramientas y celebra tu textura natural con un look tipo recién salido de la ducha. Para mantener el frizz alejado, quita la humedad con una toalla retorciéndola sobre tu cabello y luego aplica una crema de peinado ligera o suero de brillo. O simplemente baja el calor. Usa herramientas de peinado con poco calor o planchas de cerámica (estas planchas crean un panel uniforme del calor, en lugar de castigar a los cabellos con puntos de calor). Además, solo mantén la plancha sobre el cabello durante dos segundos como máximo. Y, si no puedes desprenderte de tus herramientas, aplica siempre un spray protector de calor antes de usar.

TRUCOS PARA EL CABELLO

Cuando tu cabello esté débil y frágil debido a los daños, no querrás exponerlo a más desgaste (es decir, a los factores ambientales como el calor artificial de secado, la lluvia que induce frizz o los rayos nocivos del sol). Tampoco es una buena idea llevar un estilo que requiera el uso de plancha o secador. Por lo tanto, trata de usar un estilo que proteja el cabello, como una trenza baja a un lado o un sexy moño alto.

EL PODER DE UNA DUCHA 

Nunca pongas el cabello dañado por el calor arriba del cabello que vas a lavar; esto puede causar más daños de la delicada cutícula. En su lugar, deja caer tu cabello y, con los dedos, coloca el champú y el acondicionador de desde las raíces hasta las puntas. Para una dosis extra de humectación, deja actuar el acondicionador durante diez minutos antes de enjuagar.

HACEDORES DE MILAGROS

Mantén tu cabello saludable mediante el uso de productos protectores de calor. La Colección Pantene Pro-V Heat Shield contiene aceites activados por el calor que protegen el cabello contra las herramientas de calor, pero también ayudan a conservar el cabello dañado, dejándolo suave, sedoso y manejable. Utiliza el champú y acondicionador Heat Shield diariamente y aplica el Suero de protección térmica Pro-V Heat Shield antes de aplicar calor al cabello. Está diseñado para proteger contra el daño por calor hasta 450 grados, a la vez que repara el cabello estresado.